Mensaje del Presidente 2015-2016

MENSAJE DEL PRESIDENTE DE LA

ASOCIACIÓN NACIONAL DE ABOGADOS DE EMPRESA, COLEGIO DE ABOGADOS, A.C.


Lic. Ricardo Cervantes Vargas.

Bienio 2015- 2016


México, D.F. a 21 de enero de 2015.

 

Distinguidos Representantes de Organizaciones Públicas, Asociaciones y Organizaciones Privadas, Universidades, Escuelas de Derecho y Colegios de Abogados.

Distinguidos Ex presidentes de ANADE Colegio.

Distinguidos Presidentes Seccionales.

Distinguidos miembros del Consejo Directivo Nacional.

Distinguidos Anadistas.

Distinguidos familiares y amigos.

Amigos todos,

Muy buenas noches tengan todos ustedes. Para los que integramos el Consejo Directivo Nacional de la Asociación Nacional de Abogados de Empresa, Colegio de Abogados, que me han encomendado Presidir durante el Bienio 2015-2016, es un honor contar con su presencia en este importante evento para nuestro Colegio.

Este año se cumplen 45 desde la fundación de ANADE, que encabezada por nuestro Presidente fundador, el licenciado Francisco Breña Garduño presente con nosotros en el presídium, tuvo la visión de unir a un grupo de amigos abogados internos de empresa, que buscaban hacer valer los derechos de la profesión, ante las Autoridades Públicas. El día de hoy ese grupo se ha convertido en alrededor de dos mil profesionales del derecho, al servicio interno de empresas, o dedicados preponderantemente, en forma externa, al asesoramiento jurídico de las mismas.

Parece que fue ayer cuando ingresé a esta Asociación. Durante estos 19 años he visto crecer a la ANADE y consolidarse como el gran Colegio que hoy es. Estoy muy orgulloso de ser y haber sido parte su crecimiento y desarrollo.

“Institucionalización y fraternidad, en una sola visión”, es el pensamiento bajo el cual me di a la tarea de reunir a un grupo de más de 120 profesionales del derecho, para la implementación y puesta en marcha de un agresivo plan de trabajo en beneficio de nuestro Colegio durante el bienio que ahora está iniciando. Esta será la directriz que guíe nuestro actuar durante esta nueva etapa.

Desde luego que bajo su amparo continuaremos con la gratificante labor de ofrecer a nuestra membresía educación profesional contínua, en las diversas áreas de la actividad jurídica, bajo un renovado esquema de trabajo en Comités con funciones divididas y una integración más horizontal, lo que privilegiará el trabajo en equipo. Juntos y organizados podremos hacer aún mucho más. Asimismo, continuaremos buscando que nuestros asociados sean profesionales conscientes de la obligación y necesidad de cumplir con los principios éticos de la profesión, y que exijan a las autoridades que hagan lo propio en el ejercicio de sus funciones, todo lo cual al final del día redunda en beneficio directo de toda la sociedad.

Finalmente, pero no por ello menos importante, estableceremos nuevos mecanismos para que nuestros Asociados puedan aportar en forma ordenada y eficiente a la sociedad, parte de sus conocimientos y habilidades en forma altruista, incentivando programas afines a nuestra vocación empresarial, logrando con ello además el cumplimiento de los deberes sociales que impone la legislación en materia de profesiones a todos nosotros.

Sin embargo, no queremos que nuestra labor se quede únicamente hacia el interior del Colegio, sino que queremos apoyar el reclamo social de tener y construir un México mejor, para lo cual seguiremos tres ideas centrales que detalló a continuación; sin perder de vista el sentido humano y la calidez que nos ha caracterizado, y que siempre será nuestro referente.

1. Combate a la corrupción. La corrupción es un problema de dos. De la autoridad, y del particular que acciona el mecanismo para que se dé. Creo firmemente que la Colegiación ordenada y obligatoria de nuestra profesión es un elemento fundamental en el combate a la corrupción, por lo cual hemos decidido impulsarla y alentarla. Para ello, buscaremos hacer un frente común con los otros dos colegios de abogados serios y profesionales que hoy nos acompañan: la Barra Mexicana, Colegio de abogados y el Ilustre y Nacional Colegio de Abogados de México, para impulsar las iniciativas de reforma constitucional y de Ley General para el ejercicio de las profesiones, que hasta hoy ha impulsado firme y decididamente la senadora Arely Gómez que hoy nos hace el honor de acompañarnos y que se encuentra en análisis en el Senado de la República.

Vale la pena preocuparnos hoy por tener la profesionalización de los abogados. Hoy en día existen más de 960 instituciones de educación superior que imparten la Licenciatura en Derecho, sí, 960!. Y nuestra profesión ocupa el segundo lugar en denuncias por el uso de cédulas falsas. Con estas cifras, consideramos prioritario establecer mecanismos para la práctica profesional de la abogacía.

Cuando entramos a la facultad de Derecho, como seguramente la mayoría recordará, estudiamos y aprendimos los mandamientos del abogado por el maestro Eduardo J. Couture. Uno de ellos en específico, marca la guía en la cual nuestro Colegio debe enfocar sus esfuerzos: “Tu deber es luchar por el derecho; pero el día que encuentres en conflicto el derecho con la justicia, lucha por la justicia.” Es aquí donde el rol del abogado cobra gran importancia, porque ¿qué puede esperar la sociedad de nosotros?. Es por todos nosotros conocido el hecho de que en la opinión de algunas personas, nuestro gremio ha sido etiquetado como “un mal necesario”, y como no va a ser así si existen algunos colegas cuyo actuar no es del todo ético y dista mucho de los valores enseñados en las universidades respecto del ejercicio de la profesión.

Para nosotros en la ANADE, virtudes tradicionales como la honestidad, la probidad, la rectitud o la sinceridad en el abogado, constituyen obligaciones profesionales y las seguiremos fomentando y luchando por ellas.

Por lo que hace a nuestro gremio, el mejor instrumento que tenemos para evitar estos actos de corrupción es llevar una adecuado control deontológico de la profesión. Los Colegios de Abogados, somos el vehículo idóneo para lograr esto. Estableciendo sinergias con las Instituciones para que se comprometan al cumplimiento de Códigos de ética; construyendo mecanismos interinstitucionales que permitan que las denuncias sean ágiles, con respuestas eficaces y eficientes para buscar la justicia.

2. Fortalecimiento del Estado de Derecho. Si buscamos construir y fortalecer las herramientas que existen para la resolución de conflictos, privilegiando siempre la aplicación estricta de la Ley y sin excepciones, se generará mayor confianza en el Estado de Derecho.

Con un Poder Judicial fuerte y sólido se garantiza la confianza y se asegura un clima de estabilidad y respeto al estado de derecho, el cual demanda de nosotros una participación conjunta y activa, a través del cumplimiento de la ética profesional. Señores Ministros y Magistrados, cuentan con nuestro apoyo para reforzar las tareas que están realizando actualmente en el poder judicial!

Sin duda, este sexenio se ha caracterizado por haber planteado reformas jurídicas estructurales, necesarias para el crecimiento de nuestro país, lo cual exige que la sociedad pueda contar con espacios de análisis y reflexión profunda sobre la conveniencia y validez jurídica de las reformas planteadas. Lo anterior, teniendo siempre en consideración el objetivo de lograr la seguridad jurídica necesaria para atraer la inversión productiva en los sectores prioritarios, y el fortalecimiento del Estado de Derecho, como presupuesto indispensable para ello.

3. Seguridad Jurídica como presupuesto para incrementar la Inversión Productiva. Generar la inversión de capitales productivos, ha sido y será uno de los pilares básicos para del desarrollo y fortalecimiento de la economía en nuestro país. Hay muchas empresas nacionales y transnacionales que buscan invertir en México, pero al analizar las alternativas, en ocasiones deciden por no hacerlo al considerar que no se tiene garantizada una plena seguridad jurídica para la inversión.

Se debe contar con las reglas claras para que en un corto plazo, un inversionista pueda lograr una planeación estratégica para la obtención de objetivos claros que beneficien a su empresa y a nuestro país. Para nosotros será un deber el colaborar con el poder legislativo, ejecutivo y judicial en la construcción e implementación de estas reglas para lograr este objetivo.

Finalmente quiero agradecer a todos su confianza, su compromiso y disposición para trabajar en equipo, en pro de este proyecto. Agradezco a Dios, a mi familia y a mi adorada Nuhad, por todo el apoyo, cariño y esfuerzo dedicado a este proyecto y a mi persona, y a todos ustedes que han confiado en mí para encabezar a este gran Colegio. Asimismo, quiero agradecer a todo el Consejo Directivo Nacional y al equipo administrativo de ANADE, por todo el esfuerzo que han dedicado y dedicarán a este proyecto durante los siguientes dos años, juntos vamos a hacer que valga la pena!

Queremos ser un Consejo realmente cercano a cada anadista; este es nuestro compromiso. Durante estos dos años trabajaremos con mucho empeño para lograrlo, y utilizaremos todo lo que esté en nuestras manos para que esta tarea, que si bien es cierto no es sencilla, sea materializada en un corto plazo.

Los invito a compartir y afrontar juntos estos retos que nos demanda el México de hoy, poniendo cada uno de nosotros todo nuestro esfuerzo y talento al servicio de la sociedad, a través de nuestra querida ANADE. ¡Contamos con tu participación y apoyo!

“INSTITUCIONALIZACIÓN Y FRATERNIDAD EN UNA SOLA VISIÓN”

Muchas gracias!


Servicio web por Inteliunit.